sábado, 10 de noviembre de 2012

Otro día marcado por los desahucios: una mujer se ha suicidado en Barakaldo (Vizcaya) mientras se suspenden tres desahucios en Tenerife.



 
Una mujer española de 53 años de edad se ha suicidado a las 9:20 horas de este viernes en la localidad vizcaína de Barakaldo arrojándose desde su vivienda antes de que fuera desahuciada. Ante este suceso, el juez decano de Barakaldo, quien ha tenido que ser el encargado de ordenar el levantamiento del cadáver, ha manifestado ante los medios de comunicación que se cometan cambios legales al respecto “de una manera rápida, sin demora” porque “no podemos estar en situaciones que, por un problema económico, derivan en crisis como ésta, con resultados tan trágicos”.
Por otra parte, hoy han sido paralizados tres desahucios en la ciudad de Tenerife, incluido uno que iba a afectar a una mujer de 48 años que se encontraba en huelga de hambre para protestar por su situación tras aceptar trasladarse en alquiler a una vivienda social.
Ante estos trágicos sucesos fruto de los desahucios, la única intención del Gobierno de España al respecto consiste en negociar con la oposición la promulgación de una ley que establezca unos periodos de carencia (plazos exentos de pago de hipoteca que permitan a los habitantes de la vivienda seguir viviendo allí) pero sólo en beneficio de los núcleos familiares con menores de edad o jubilados a su cargo, en los que uno o los dos miembros se encuentren en situación de desempleo y no puedan hacer frente al pago de las cuotas hipotecarias.
A medida que pasan los días observamos, por desgracia, que cada vez es mayor el número de personas que pierde su hogar por no poder hacer frente a los pagos de la hipoteca. Probablemente habrá quienes les acuse de haber pedido un préstamo demasiado elevado y que no podían pagar; no obstante, ¿acaso no son las entidades bancarias privadas responsables de conceder los préstamos, y cómplices de la especulación inmobiliaria, quienes han puesto en manos de esas personas un dinero que no existía para lucrarse posteriormente con los elevados intereses que les iban a comprar?
Por el bien de todos esperamos que el Gobierno, la oposición y toda la clase política (aunque no nos inspire ni pizca de confianza) tome cartas en el asunto a favor de los españoles afectados por estos injustos desahucios y víctimas principales de la crisis económica; pero, por otra parte, lo ideal sería que una legislación que favoreciera a los habitantes de las viviendas se extendiera al mayor número de personas posible y no a algunos casos de familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-elmunicipiotoledo- no se hace responsable de los comentarios de sus lectores. -elmunicipiotoledo- se reserva el derecho de arbitraje y censura. Se ruega que los comentarios no se realicen de forma anónima.

Contacto: elmunicipiotoledo@hotmail.com